EL SECRETO DE LA AFEITADA PERFECTA

cq5dam.web.1280.1280

PRIMERO

Olvida todo lo que sabes (o crees que sabes) sobre el tema. Lo más probable es que no domines el tema: las técnicas que la mayoría de
los hombres aplican frente al espejo son tan malas que deberían evitar llamarlas afeitado y nombrarlas raspado. Estas producen irritación y daño en la piel. Antes de rasurarte otra vez, lee estas cinco recomendaciones

cq5dam.web.1280.1280 (1)

PROTEGE EL CUELLO

Ahí el pelo crece a un ángulo más inclinado que el vello facial, por lo que es difícil de remover. Por eso, alterna la dirección del afeitado, dice Buck Dutton, de The Art of Shaving. Primero hazlo en la dirección del crecimiento y después a contrapelo.

cq5dam.web.1280.1280 (2)

USA UNA BROCHA

El pelo de la brocha reparte mejor la crema de rasurado y prepara mejor el pelo antes de removerlo, afirma Dutton. Compra una de pelo suave y denso. Aplica mediante una ligera presión y haz pequeños círculos.

 

cq5dam.web.1280.1280 (3)

NO TE PRESIONES

Evita aplicar demasiada presión sobre la piel cuando pasas el rastrillo, esto aumenta el riesgo de cortadas. Es por eso que Dutton sugiere cambiar las cuchillas cada cinco o siete afeitadas. Cuando termines, deja colgado el rastrillo, para que las bacterias y piel muerta se escurran junto con el agua.

cq5dam.web.1280.1280 (4).jpeg

BAJO EL AGUA

Rasúrate mientras te bañas, porque el agua caliente ablanda los vellos. Aplica un gel de afeitar sin alcohol. Déjalo actuar unos dos minutos. Luego, comienza de afuera hacia adentro, haz trazos largos y deja para el final las áreas de la barbilla, el cuello y los labios.

 

cq5dam.web.1280.1280 (5)

PONTE BÁLSAMO

Protege tu piel con una crema hidratante o bálsamo. Busca productos con antioxidantes que combatan el envejecimiento prematuro